miércoles, 27 de mayo de 2015

La verdad, de Peter Temple




La verdad
Peter Temple
ISBN: 9788490064641
Formato: Rustica con solapas– 464 Págs
Editorial: RBA


Una oleada de incendios forestales está arrasando gran parte  del estado de Victoria, en Australia, dejando a su paso un rastro de muerte y destrucción que amenaza con llegar a la mismísima capital, Melbourne. Con todas las autoridades volcadas en las tareas de rescate y extinción, al inspector Stephen Villani, de la brigada de Homicidios, le adjudican un caso que exigirá toda su experiencia y sangre fría: una serie de asesinatos que parecen ir directamente dirigidos a la línea de flotación de la alta sociedad de Melbourne. Villani deberá enfrentarse a un enemigo sin rostro en un complejo asunto que mezcla el crimen organizado, las crecientes tensiones con la comunidad aborígen y una preocupante corrupción policial.


Si me paro a pensarlo, nunca antes había leído ninguna novela negra australiana. Por eso, cuando en la Yincana criminal vi que pedían una fui a documentarme a cerca de autores clave, y el que destacaba por excelencia es Peter Temple. Un tipo del que yo no tenía hasta ahora ninguna referencia y del que se han editado apenas un par de obras en castellano, a pesar de haber sido abundantemente premiado a lo largo de los años.

Total, que con tal de cumplir todas las casillas me lancé a la aventura con La verdad, el primer libro que encontré a mano del autor. Y fue tal mi experiencia que esperé a leer varias reseñas (más de uno hemos caído en la trampa) antes de decidirme a explicaros mis impresiones.

Tengo que reconocer que durante las primeras páginas, y hasta bien avanzada la novela, me ha resultado algo caótico. Para empezar, cuenta con gran variedad de personajes de los que era incapaz de retener los nombres. Por eso, me encontré en muchas situaciones intentando hacer memoria porque no me cuadraba lo que me contaban. Quizás uno de los problemas es que se refiere a los personajes a veces por su nombre propio y a veces por su apellido, lo que consiguió desubicarme aún más si cabe.

Otro aspecto que me hizo entrar con mal pie fue el tema de los capítulos. Yo lo siento mucho por la variedad de técnica narrativas pero soy muy clásica. A mí, sobre todo en lo que se refiere a novela negra, me gustan los capítulos bien definidos y no muy largos porque así siempre encuentro un punto en el que dejar la lectura. Sin embargo, La verdad no tiene nada de eso y puede que sea uno de los motivos por lo que se me hiciera cuesta arriba.

Yendo al grano, el inspector Villani seria nuestro protagonista. Es un hombre un tanto peculiar, mezcla de muchos otros detectives que plagan la literatura policiaca. Es obsesivo en el trabajo, pero al mismo tiempo reniega de todo el ambiente que lo rodea: diplomacia, política, relaciones sociales y demás. Su vida personal es un verdadero desastre, es incapaz de expresarse las cosas con claridad en momentos clave y además parece casi traumatizado por aspectos de su pasado que vamos descubriendo.

A mí, a lo largo de sus páginas, ha llegado a gustarme bastante aunque no haya conseguido empatizar con él del todo. Sin embargo, me parece muy bien definido dentro de las contradicciones con las que él mismo lucha. Por otro lado, también el resto de personajes son bastante interesantes y aunque están tratados en menos profundidad, no les falta desarrollo en ningún momento.

Parece ser que lo que más ha atraído de esta novela al público (australiano, supongo) es la variedad de temas que trata. Comenzando por la política que rodea a los casos de altos vuelos, pasando por el trato discriminatorio a los aborígenes y terminando por las mafias locales. Todo ello en un ambiente casi opresivo que se ve potenciado por la ola de calor y los incendios que tienen lugar al tiempo que se desarrolla la trama. Quizá es algo con lo que una persona que esté más familiarizada con la cultura del país aprecie en mayor medida de lo que yo he hecho.

Porque la trama en si misma está bien montada, pero para mi gusto introduce demasiadas variables. Y no solo me refiero a las vueltas que da la investigación, sino al hecho de que continuamente se ve interrumpida la narración con asuntos personales y otros aspectos que, si bien aportan al personaje, en mi opinión a la historia en si no le hacen ningún favor.

Y llega a un final que tampoco podríamos esperar apoteósico, pero que en mi mente ya ha quedado un poco desdibujado (y eso que apenas hace un par de meses que la terminé). Por no hablar de la situación final del personaje, que no me cuadra con la personalidad que nos ha ido dibujando ¿Está el autor tratando de hacernos entender que finalmente se adapta a lo que le exige su entorno? ¿O es algo que debe hacer para desarrollarlo en novelas posteriores?

A pesar de todo esto la lectura se hace fluida porque su lenguaje es muy directo (casi seco, en ocasiones) y contiene multitud de diálogos (también secos, como el protagonista). Y una vez que le coges el punto se puede leer a buen ritmo para pasar el fin de semana.

Personalmente, no es una lectura que me haya entusiasmado, aunque si por casualidad queréis probar con el autor tampoco os voy a quitar la ilusión. Ahora sois vosotros los que decidís.

Reseña para la Yincana Criminal: Sucedió en África, Asia y Oceanía – La acción transcurre en Australia o el escritor/a es australiano.(Ambas dos)

8 comentarios:

  1. ya te veo que no te ha entusiasmado..
    y a mí ya de por sí no me llamaba, así que lo dejo
    un beesito

    ResponderEliminar
  2. Pues este creo que lo dejo pasar, que no te veo yo muy emocionada con él... =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía y ahora la novela negra me tiene un poco saturada. Y si encima no te ha entusiasmado entonces lo dejo pasar.

    ResponderEliminar
  4. Solemos coincidir en las apreciaciones sobre libros,así es que,si a ti no te ha entusiasmado, creo que a mi tampoco me gustará mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Este no me lo llevo. He visto por ahí en otro blog que tampoco ha convencido así que lo dejo pasar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Pues no conocía este libro y la sinopsis no es que me atraiga demasiado, y después de leer tu opinión definitivamente no creo que lo lea.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco he leído novela negra australiana: creo que la nórdica y la nacional son las que más han parado en mi estantería. Hace mucho que no leo nada de este estilo, pero tengo tantos libros así esperando que creo que no voy a ir a por él de inmediato. 1beso!

    ResponderEliminar
  8. Ni me sonaba... Y por lo que cuentas, creo que lo voy a dejar pasar que ya veo que no te ha entusiasmado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Comenta, ¡Que no muerdo!

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...